Poema al Orujo

Poema al Orujo


Naces paria, hollejo de uva clara,
sobre laderas blancas,
entre brumas y rosá,
amamantado por el sol de los picos de Europa.

Sumerges tus carnes, en los susurros del Deva.

Una canción en alambiques de cobre,
lento, suavemente,
adormecido en el leñero,
calentado por ascuas de Roble.

Gota a gota, lloras,
recorriendo espirales, creciendo
en garrafas de cristal,
a oscuras, sin tiempo,
reposando del largo viaje.

Transparente elixir en la juventud,
ardiente en las largas noches de invierno,
amarillenta la mirada,
cuando los años maduran tu alma,
dando alegría al espíritu del labriego,
felicidad a la novia en el altar.

Naces paria, involucrum,
madurando noble, con cuerpo.
Compartiendo alcoba
con Salvia, Romero,
Te de puerto,
Canela, menta….
Amantes en la oscuridad,
macerando tu sabor.

Orujo, amante, compañero,
saborea mis labios,
embriágame con tus aromas,
con tu vigor.

Calienta mis venas
espíritu etéreo,
acompáñame al caminar
por las laderas blancas
de uva clara,
de mi tierra Lebaniega.

Poesía - Orujo.
Por Chema Brión