La Alquitara Lebaniega

La Alquitara Lebaniega

Para hacer un buen orujo necesitamos una alquitara lebaniega, que consta de tres partes:

La Caldera: Donde se introduce el hollejo. Las calderas están revestidas de una cámara de agua para que la destilación se produzca al ”Baño María”, lo que produce que el calor llegue al hollejo de una forma mas uniforme y así no se localice en un solo foco.

El Capotillo: La parte intermedia, que une la caldera con la copa.

Copa: La parte más importante de las tres. Cuando la temperatura del orujo llega a los 80ºC comienza la evaporación de los alcoholes que contiene: suben hasta la copa y al chocar con la chapa fría, regada continuamente por un chorro de agua, se condensan en gotitas listas para ser recogida en un recipiente.