APRENDIENDO A CATAR ORUJO 5

APRENDIENDO A CATAR ORUJO 5

Me ha parecido importante poner un post más sobre la cata para aclarar ciertos aspectos en cuanto a las diferentes formas que podréis observar en la cata de Potes, y sobre todo intentar arrojar luz sobre dichas praxis para evitar juicios erróneos.

Existen varios "Modus Operandi" en la cata de orujos, veréis gente que lo frota en las manos, gente que le añade agua, gente que lo cata tal y como se muestra..... es importante decir que ninguna técnica que nos ayude a conseguir el objetivo de la cata es o puede ser considerada errónea. Habitualmente todo responde a algún porque y tiene base científica.

Teniendo esto en cuenta, diremos que el hecho de frotarlo responde a la intención de evaporar el alcohol para dejar en las manos los aromas y así poder diferenciarlos más fácilmente, yo personalmente no lo recomiendo en una cata múltiple salvo que se lave las manos entre muestra y muestra. Aunque hay personas muy entrenadas y duchas en esta técnica y es digna de respeto su habilidad.

El otro sistema más controvertido es la cata mezclando agua (generalmente una proporción del 25-30%). Este método tiene muchos adeptos y se defiende científicamente por los siguientes parámetros:

VISTA. El desarrollo de las espirales viscosimétricas, que son los remolinos y los hilos creados cuando los fluidos de diferentes viscosidades se mezclan. Esto nos puede dar alguna pista en la fase visual, en el apartado de viscosidad...

NARIZ. Mientras se combinan el alcohol y el agua, se libera energía y la temperatura del líquido aumenta unos 2ºC (una reacción exotérmica), esto permite que el orujo “se abra”, soltando más aromas. Al reducir la fuerza del alcohol, permite que nuestro sentido del olfato aprecie mejor los aromas, de esta manera parece que la intensidad del aroma aumenta al añadir el agua.

PALADAR. Al añadir agua, el nivel de fuerza del alcohol disminuye, creando un efecto de enfriamiento en la lengua que nos hace más receptivos a los sabores salados y afrutados, más que a los dulces y picantes. De esta manera, descubrimos diferentes facetas del orujo que si tomáramos una muestra directamente.

Si os habéis dado cuenta, ambos métodos buscan la reducción (incluso desaparición) del alcohol para una mejor apreciación de los aromas. Ya comentamos en post anteriores la saturación que sufren nuestros sentidos por causa de este elemento, de hecho llega a dormir nuestras papilas gustativas.... Aquí recomiendo yo un ejercicio de honestidad con uno mismo y valorar nuestra resistencia al alcohol (no me refiero al aguante cuantitativo, que estoy seguro es grandioso) me refiero a la saturación de nuestros sentidos, y actuar en consecuencia.... Las personas que catan orujos están familiarizados con las sensaciones mencionadas, y a muchos no le hace falta combinar con agua, pero repito que no todos somos iguales y la práctica de la mezcla de agua (mineralización débil) es perfectamente defendible y tiene base científica. ESPERO HABEROS AYUDADO.... FALTA UNA SEMANITA!!!!!