Blog de Administrador

Documental de Popular TV Cantabria, la vendimia de la mano de Segundo Camacho de la orujera Mariano Camacho en la viña del pueblo de Tudes. Vendimia realizada a mano por vecinos y amigos, tradición y buen hacer para obtener un orujo de máxima calidad.

La orujera Mariano Camacho participa en el documental realizado por Popular TV Cantabria, Orujo y cepa. Nos muestra los pasos y trucos de la realización del orujo de Liébana ganador de varias Alquitaras de Oro en el concurso realizado en las fiestas del orujo de Potes en el valle de Liébana, Cantabria.

Para hacer un buen orujo necesitamos una alquitara lebaniega, que consta de tres partes:

La Caldera: Donde se introduce el hollejo. Las calderas están revestidas de una cámara de agua para que la destilación se produzca al ”Baño María”, lo que produce que el calor llegue al hollejo de una forma mas uniforme y así no se localice en un solo foco.

El Capotillo: La parte intermedia, que une la caldera con la copa.

Copa: La parte más importante de las tres. Cuando la temperatura del orujo llega a los 80ºC comienza la evaporación de los alcoholes que contiene: suben hasta la copa y al chocar con la chapa fría, regada continuamente por un chorro de agua, se condensan en gotitas listas para ser recogida en un recipiente.

La normativa de la Unión Europea (Reglamento 1576/89) define el aguardiente de orujo como :

La bebida espirituosa obtenida a partir de orujos de uva fermentados y destilados, bien directamente por vapor de agua, bien previa adición de agua, a los que han podido añadirse lías en una proporción que se determinará, siendo efectuada la destilación en presencia de los propios orujos a menos de 86% volumen, con un contenido en sustancias volátiles igual o superior a 140 g/Hl. de alcohol a 100% volumen y con un contenido máximo de alcohol metílico de 1000 g/Hl. de alcohol a 100% volumen.


Naces paria, hollejo de uva clara,
sobre laderas blancas,
entre brumas y rosá,
amamantado por el sol de los picos de Europa.

Sumerges tus carnes, en los susurros del Deva.

Una canción en alambiques de cobre,
lento, suavemente,
adormecido en el leñero,
calentado por ascuas de Roble.

Gota a gota, lloras,
recorriendo espirales, creciendo
en garrafas de cristal,
a oscuras, sin tiempo,
reposando del largo viaje.

Transparente elixir en la juventud,
ardiente en las largas noches de invierno,
amarillenta la mirada,
cuando los años maduran tu alma,
dando alegría al espíritu del labriego,
felicidad a la novia en el altar.

Te presentamos una forma distinta de disfrutar de un buen orujo con amigos y familia.
Ahora en octubre es época de vendimia, y la producción del 2013 ha sido abundante, con lo cual podrás obtener uvas a muy buen precio. Además la producción de orujo en el Valle de Liébana promete este año ser de muy buena calidad.

Ingredientes:
Un hermoso racimo de uvas, métela en el congelador durante unas horas.
125gr de chocolate puro al 90%. Puede usar chocolate con almendras o avellanas.
Orujo blanco lebaniego.

Sirve el orujo a temperatura ambiente en un vaso de chupito largo.
Pon el chocolate roto en trozos y las uvas congeladas en una tabla de madera.
Disfruta y cuéntanos tu experiencia e ideas con tus comentarios.

Páginas